» » » Pico Palas por la Chimenea Ledormeur

Pico Palas por la Chimenea Ledormeur

publicado en: 2000s, GR11, Montaña, PIRINEOS | 2

desde La Sarra

Fecha de la actividad: sábado, 22 de junio de 2019

Lugar de salida: Embalse de La Sarra (1440 m)

Objetivo: Pico Palas (2974 m)

Desnivel positivo acumulado: 1680 metros

Distancia y tiempo empleado: 20 km en 13h30′ (incluidos descansos)

Archivo GPS (con el recorrido, click para descargar): TrackGPS

La Ruta

Muchas veces había querido subir este fantástico pico, y por una razón u otra no había sido posible ni siquiera acercarme a sus paredes. Está en el calendario de la sección de montaña de Helios y para allá que vamos.

El día elegido coincide con la Quebrantahuesos, salimos un poco antes con la intención de evitar el corte de carreteras. Así que llegamos a La Sarra (1440 m), y tras terminar de prepararnos salimos a eso de las 7:50 hacia la piramidal y aparentemente inexpugnable cima del Palas.

Comenzamos el recorrido siguiendo el GR11 en dirección a Respomuso. En poco más de media hora pasaremos junto al desvío al Collado de Soba y Pico Arriel, después del siempre magnífico Paso del Onso y tras otra media hora de marcha, llegaremos a los pies de la Cascada del Pino y nuestro desvío hacia los Ibones de Arriel.

Dejamos de seguir las marcas del GR11, para continuar por el sendero balizado con marcas de pintura roja.

Superamos un pequeño escalón rocoso y terminamos de rebasar el bosque, para entrar en un tremendo roquedo. Después de vadear el torrente que serpentea desde los ibones de Arriel, tendremos que superar la pedrera, ganamos altura rápidamente, a veces nos cuesta localizar los mojones que marcan el camino, bastantes metros más arriba se realiza una travesía ascendente para ganar el desagüe de los ibones de Arriel.

Tras rebasar el estrechamiento del barranco llegamos al muro dónde represan el agua de los ibones de Arriel, para mediante una tubería llevarla hasta Respomuso. Aquí también podremos ver el muerte que sustenta el camino que viene desde el Ibón de Respomuso.

Tras descansar y comer un poco continuamos. Enseguida llegaremos al Ibón Bajo de Arriel (2170 m.), paramos a hacerle unas fotos a nuestro objetivo del día, el Palas.

Bordeamos por su orilla izquierda (hidrográfica), pero antes alcanzamos el Ibón Medio de Arriel, continuamos sin subir a la presa del ibón Alto, sino que la dejaremos a la izquierda para progresar por grandes bloques de piedras en dirección al Palas.

Alcanzamos más adelante la orilla del Ibón Alto de Arriel, cada vez la nieve está más presente, hasta el punto que para realizar el flanqueo del Ibón y acercarnos a la base del gran nevero que nos elevará hacia la pared del Palas, nos calzaremos los crampones. La semana pasada, en el Aneto (click para ver la actividad), no pisamos nieve hasta los 2700, hoy en cambio, lo hacemos a unos 2200 metros.

Hasta este punto, la ruta que estamos haciendo coincide con la aproximación a la Gran Diagonal del Balaitus, estupenda actividad que tanto disfrutamos hace unos años (click para ver la actividad).

Una vez en la vertical del nevero, ya todos con los crampones, ascendemos por la nieve, ganamos altura rápidamente hasta la parte alta del nevero, donde la nieve gana bastante pendiente. Salimos del nevero, nos descalzamos los crampones para progresar por el inclinado terreno, donde tenemos cuidado de no resbalar por la siempre traicionera hierba.

Tras un tramo rocoso, donde David que va bastante fatigado decide quedarse a esperarnos, volvemos a salir a la nieve, ya está algo transformada y de primeras el nevero no presenta mucha pendiente, aún así me pongo los crampones, por que la parte alta del nevero, donde parece que debemos ir para salir a la pared, se ve con fuerte pendiente.

La salida del nevero es bastante pendiente, está agrietado en su parte alta, con rimaya. Buscamos una zona de pedriza que se descuelga algo más a la izquierda, desde aquí, por un pequeño paso de nieve podemos encaramarnos a las piedras grises por donde buscaremos el acceso a la Chimenea Ledormeur. La teoría dice que existe una placa amarilla con el texto “Chimenea Ledormeur-Palas”, o bien está bajo la nieve, o bien ha desaparecido.

Una vez sobre las piedras grises, atravesaremos con cuidado, en diagonal a la derecha, el zócalo rocoso. Hay que extremar las precauciones por la fea caída hacia nuestra derecha. Iremos tranquilos asegurando bien nuestros pasos y buscando los escasos agarres.

Giraremos ahora a la izquierda, para desembocar en la ya evidente Chimenea Ledormeur, que ha permanecido oculta hasta este punto.

La chimenea Ledormeur, con buenos agarres, se sube con pocas dificultades (II/II+), además al ir encajonados no da sensación de “patio”. Durante su ascenso vemos tres instalaciones de rápel (químico con argolla), y en su base una cuarta instalación (chapa y mallón).

La chimenea se sube bien, hay incluso zonas donde parar a hacer fotos mientras el resto del grupo sigue progresando. Conviene no dejar mucho hueco entre los integrantes del grupo para evitar, si se tiran piedras, que lleguen a coger mucha velocidad, esto es verdaderamente importante en el último largo, el más tumbado, que es donde más piedra suelta nos encontraremos.

Cuando terminamos la Chimenea Ledormeur, nos queda un buen rato hasta la cima, primero un sendero ascendente a la derecha de la arista, que nos lleva a cambiar de vertiente, a nuestra izquierda.

Una vez en la vertiente NO de la montaña, veremos por fin la ansiada cima del Pico Palas. Para alcanzarla tenemos que superar una canal rocosa, salpicada por un par de manchas de nieve que complican un poco la progresión.

La canal se hace entretenida, justo cuando acaba esta, a la izquierda, alcanzamos la ansiada cima del Pico Palas (2974 m) tras unas 7 horas de ascenso, adornado por unas banderas de oración tibetana.

Foto de cima: José Luis, Eva, Paqui, María, Carmelo, Jorge y Ángel

Comemos algo, en la parte de atrás de la cima, en la vertiente francesa del pico, donde ya se encuentra otro grupo de montañeros que acaban de terminar la Arista de los Geodésicos.

La panorámica, es absolutamente fantástica, se ve gran parte de los Pirineos centrales, el Balaitus con la Gran Diagonal, el Pico de Arriel, el Lurien, Midi d’Ossau y un largo etcétera.

Tras media hora en la cima, comenzamos a destrepar la canal, se baja bien. Vamos en busca de la chimena Ledormeur, siempre con precaución, el terreno lo requiere.

Una vez sobre la chimenea, José Luis plantea que se puede destrepar sin usar cuerdas. Yo veo que llevando las cuerdas y por practicar, prefiero bajar rapelando. El primer tramo lo destrepamos todos, para el segundo y tercero empalmamos dos cuerdas de 30 metros, el tercero de los rápeles aleja algo más de los 30 metros de cuerda que llevamos, se nos quedan cortas, pero no hay mayor problema.

Alcanzamos las piedras grises, las destrepamos con mucho cuidado y llegamos al nevero. Poco a poco, siguiendo nuestros pasos de la mañana, vamos desandando el camino. Primero llegamos a la orilla del Ibón Alto de Arriel, seguimos recorriendo todo el valle de Arriel hasta el Ibonet.

A continuación bajamos hacia la Cascada del Pino y luego ya por la GR11 continuamos hasta La Sarra, llegamos al coche bastante tarde, son las 21:20, pero la jornada montañera ha merecido mucho la pena.

Visita otras rutas por la zona

Balaitus por la Gran DiagonalLurien, desde el Lac de FabrègesSanchacollons, desde la Sarra

2 Responses

  1. Eduardo Pardo
    | Responder

    Hola Ángel.

    Enhorabuena por conquistar esta bella montaña. La verdad es que el recorrido de principio a fin es espectacular. Además con la pedrera cubierta de nieve, seguro que subisteis mucho mejor, porque yo recuerdo que nos costo una barbaridad.

    Un saludo

    • angel
      | Responder

      Si, una gran montaña, una actividad larguísima pero muy reconfortante.
      La verdad es que encontramos más nieve de la prevista, pero seguro que a la larga nos ahorró esfuerzo.
      Leí tu entrada del blog, como siempre muy completa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.