» » » » » Dosmiles por Urbión

Dosmiles por Urbión

Publicado en: 2000's en Soria, Montaña, Soria | 0


Lugar de salida: Pista cerca del Refugio del Búnker

Objetivo: Pico Urbión
Desnivel positivo acumulado: 780 metros
Distancia y tiempo empleado: 15 km en 7h
Archivo GPS (con el recorrido): TrackGPS
Sábado, 12 de abril de 2014.
Después de tapear la noche anterior y acercarnos a dormir a Molinos de Duero, donde Bernardo (nuestro guía local, residente en Holanda) tiene casa.

Nos levantamos, desayunamos y salimos hacia Duruelo de la Sierra, desde donde cogeremos la pista que pasando junto a la Fuente del Berro y su estupendo refugio, dejaremos unos tres kilómetros más arriba donde la nieve nos impide continuar.

Nos terminamos de preparar y seguimos por la pista, alternando nieve con tramos limpios y, en unos veinte minutos llegamos al aparcamiento que se encuentra al lado del refugio del Búnker.

Desde aquí vamos hacia el visible puente de madera que nos cruza el torrente y seguimos por el sendero bajo un bonito bosque de pino negro.

Atravesamos un torrente y al poco salimos ya del bosque, por pastilazes nos iremos acercando al Duero hasta que alcanzamos su nacimiento, bajo la vertical del Pico de Urbión.



Seguimos hacia el collado, donde se confluye si se viene de la Laguna Negra o de Covaleda y, en lugar de dirigirnos hacia la cima de Urbión, nos vamos hacia los picos que están sobre la Laguna Alta.

La idea original era seguir por este cordal, para bajando por la Laguna Helada, subir a Zorraquín, y luego subir a Urbión y desde allí, por el cordal queríamos ir hasta el lejano Muñalba. Como vemos que las nubes están creciendo y poco a poco amenazan con cubrir todo el cielo, acortaremos la ruta, en lugar de ir a Zorraquín, nos acercaremos a El Rasón, pico que parece mucho más próximo y, que Bernardo no ha subido nunca.

Bernardo haciendo prácticas en unas condiciones infernales.


El Rasón, parecía que estaba cerca pero, nos lleva su tiempo, antes de alcanzar su cima, tenemos que remontar una corta pero inclinada pala de nieve. De su cima, volvemos directos. perdiendo la menor altura posible, al collado que ya hemos pisado hace un buen rato.

Ahora si, encaramos las rampas finales que nos dejan en la trepadita a la cima del Pico de Urbión, fotos de rigor y bajamos hacia la loma que lleva hacia Peñas Claras.


Aprovechamos un recodo en el roquedo bajo la cima del Pico de Urbión, para protegernos del viento, almorzamos y recuperamos fuerzas. Poco a poco se termina de cubrir el cielo y amenaza lluvia, sin más dilación continuamos la marcha, el sendero es cómodo, amplio y arenoso. Cuando llegamos al collado se echa la niebla, de repente no se ve ni a cinco metros de distancia. Pasamos por Peñas Claras sin enterarnos de la cota, hasta que empezamos a descender de ella y miramos el GPS!!

Un poco más adelante en lugar de girar hacia el Norte, seguimos el cordal, mucho más evidente, al Sur. Menos mal que llevamos varios tracks de GPS, y en unos minutos ya estamos en el camino correcto. En estas empieza a llover, primero tímidamente y luego más en serio, la lluvia da paso a un molesto granizo que por momentos llega a cubrir todo de blanco.
Decidimos dejar el Picacho del Camperón para mejor ocasión, y optamos por coger un sendero que acorta de collado en collado, evitando esta modesta cota del cordal. No se ve nada, nos hemos puesto el GoreTex, y seguimos caminando en silencio a buen ritmo, como siempre que llueve, ¡parece que si vas deprisa te vas a mojar menos! Vamos tan ensimismados en nuestra mala suerte con la meteo, que cuando miro el GPS, me doy cuenta que estamos casi en la cima del Picacho del Camperón, así que paramos 5” a hacer una foto y bajamos hasta el siguiente collado, desde donde ya bajaremos directos al coche. En el collado hay un gran mojón donde, como ha dejado casi de llover, paramos unos minutos a ver si despeja un poco y podemos retomar nuestro plan de hollar el Muñalba, desistimos, vuelve a llover.

En la cima del Picacho del Camperón.

Cuando llevamos unos minutos de descenso, parece que va a aclarar, pero de nuevo se cubre, ya sin más miramientos tiramos para abajo, el tenue sendero se deja seguir, primero por pastizales encharcados por completo por el evidente deshielo, luego por bosque, donde aguanta mucha nieve, y al final por una ancha pista que nos lleva enseguida de vuelta al Búnker. Luego por la cómoda pista de vuelta al coche.

Para ver otros ascensos al Pico de Urbión:
Desde la Laguna Negra
Desde Santa Inés, bajando por el Valle de Revinuesa

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Deja un comentario


wpDiscuz