» » » Pico Santo Domingo desde Biel

Pico Santo Domingo desde Biel

publicado en: Montaña | 0

Conociendo el Prepirineo Zaragozano

Fecha de la actividad: domingo, 24 de noviembre de 2019

Lugar de salida: aparcamiento a 2 km de Biel (772 m)

Objetivo: Pico Santo Domingo (1525 m)

Desnivel positivo acumulado: 820 metros

Distancia y tiempo empleado: 17.9 km (unas 7h)

Archivo GPS (con el recorrido, click para descargar): TrackGPS

Visita otras rutas por la zona

Ruta de los piés mojadosCamino del cielo – Pico de San CristobalPeña Oroel

La Ruta

Tras las últimas nevadas y con una meteo incierta, optamos por acercarnos al Prepirineo de Zaragoza, si, de Zaragoza, que como esta provincia tiene un «dibujo» tan particular, en las Altas Cinco Villas llega casi hasta tocar el Pirineo.

Así pues, nos acercaremos hasta Biel e intentaremos subir al Pico Santo Domingo, que según se dice, cuenta con una de las mejores vistas sobre el Pirineo.

La verdad es que la idea nos viene dada del programa de Chino Chano del pasado 10 de noviembre, en el que suben a Santo Domingo por una ruta bien parecida a la nuestra.

Al llegar a Biel, antes de cruzar el puente que nos lleva a la localidad, seguimos a la izquierda (primero sobre asfalto, para seguir por pista en perfecto estado) para acercarnos a un pequeño aparcamiento habilitado junto a la pista, son unos 2 kilómetros que no creemos que merezca la pena recorrer caminando.

Tras prepararnos, salimos a la pista por la que hemos venido, en dirección Norte y siguiendo las indicaciones hacia la Ermita de Santo Domingo. Tras cruzar un puente llegamos a un vado sobre el barranco de Paniagua. Sin cruzar el vado, giraremos a nuestra izquierda, hacia una cancela que vemos a una decena de metros.


El barranco de Paniagua está espectacular, durante el barranco, el itinerario está balizado con estacas de madera pintadas de verde y algunas pintadas de color naranja.

Las lluvias de los últimos días hace que baje muy cargado de agua. Trasponemos un puente de madera y desde aquí comenzaremos una larga serie de vadeos.


Cuando ya nos hemos cansado de vadear el barranco, llegamos a un cruce, de seguir por el sendero de la derecha, marcado con jalones verdes, iríamos al Corral de Melchor, en cambio seguimos por el camino ascendente, marcado con jalones naranjas, que sigue a nuestra izquierda y que nos conducirá al Corral de Enrique.


Las ruinas del Corral de Enrique (1015 m) se encuentran en un pequeño claro del bosque, desde aquí giramos a nuestra izquierda para continuar por leve sendero hasta alcanzar una nueva cancela para el ganado, la traspasamos y alcanzamos una pista absolutamente embarrada que nos llevará a un paso canadiense. Sin pasarlo, giramos a la izquierda para, en paralelo a la valla de ganado, llegar a lo alto de un cortafuegos (1097 m) sobre la Collada de Fayanás.

Bajamos por el cortafuegos y en unos minutos alcanzamos la Collada de Fayanás (1050 m), dejando el paso canadiense a la derecha, subiremos por el cortafuegos de enfrente, al poco una señal nos dirige a la izquierda (Santo Domingo-Longás). Continuamos por un bonito sendero que nos enlazará con una pista y otra señal indicándonos a la izquierda ermita de Santo Domingo.

Continuamos por la pista, entre los retazos de la niebla podemos ver el Salto del Royo, alcanzamos un uevo paso canadiense, de nuevo sin cruzarlo seguimos las indicaciones de una nueva señal a Santo Domingo.


Aquí comienza, quizá el tramo más bonito de la ruta, un sendero que recuerda a cualquier itinerario del Pirineo, por sendero bien marcado, primero pasaremos bajo un espectacular roble centenario, luego continuaremos ascendiendo hasta llegar sobre el Salto del Royo, aquí el sendero va girando hacia el Norte, para encarar una lazada muy empinada por el embarrado pinar. Salimos a un llano, ya entre la nieve.


Desde aquí el camino suaviza bastante, y en dirección Noroeste se planta baja la pala que nos conducirá en fuerte pendiente a la Ermita de Santo Domingo.


Sin parar en la Ermita, nos encaminamos al Pico de Santo Domingo, tomamos la ladera a la izquierda, por ladera nevada, que nos lleva al Pico de Santo Domingo (1525 m), en teroría la vista más espectacular, la tiene el Pico Norte de Santo Domingo, un metro más bajo que este, pero como no se ve absolutamente nada, lo dejamos para mejor ocasión.

Para bajar seguimos lo que parece un camino más marcado, que entre el boj nos conduce a la Fuente de Santo Domingo.

Volvemos a la Ermita de Santo Domingo (1505 m), entramos en la parte del refugio y comemos algo mientras el viento arrecia.

Para volver al coche, desandamos el itienrario hasta la Collada de Fayanás y una vez en la collada, atravesamos el paso canadiense, para volver por un itinerario diferente. Seguiremos las indicaciones a Biel, siguiendo unos 200 metros por la pista, encontramos un desvío a nuestra derecha dirección Biel pasando por el Corral de Melchor, a partir de ahora seguiremos el «camino-atajo» de Biel a Longás.

El Corral de Melchor ha sido restaurado como refugio libre, se ha reemplazado el tejado y regularizado el suelo con hormigón, seguro que en los días de meteorología adversa ayuda a más de uno.

Siguiendo la pista encontraremos varios desvíos, si seguimos las indicaciones a Biel no nos perderemos, el último tramo de pista transcurre por un bonito encinar, salpicado de numerosos madroños con sus frutos maduros.

En el descenso pudimos ver numerosos madroños.


Salimos al otro lado del vado del Barranco de Paniagua, va muy cargado de agua, nos mojamos un poco al atravesarlo y ya por camino conocido llegaremos al coche.

En el vado del Barranco de Paniagua

Galería de fotos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.