» » » » Vuelta al Perdiguero: Refuge de La Soula – Coll des Gourgs Blancs – Refuge du Portillon

Vuelta al Perdiguero: Refuge de La Soula – Coll des Gourgs Blancs – Refuge du Portillon

Publicado en: Montaña, Vuelta al Perdiguero | 0

Fecha de la actividad: domingo, 12 de julio de 2015

Lugar de salida: Refuge de La Soula

Objetivo: Refuge du Portillon

Desnivel positivo acumulado: 1410 metros

Distancia y tiempo empleado: 13,3 km en 11h30′ (incluidos mil descansos)

Archivo GPS (con el recorrido, click para descargar): TrackGPS

Visita las otras jornadas de la ruta

Vuelta al Perdiguero: Viadós – Collado de Añes Cruces – Refuge de La Soula

La Ruta

Hoy se antoja una jornada larga, nuestra intención es ascender alguno de los tresmiles que quedan a tiro desde los dos collados que debemos pasar de camino al Refuge du Portillon, desde el Coll des Gourgs Blancs, queda muy a mano el Gourdon, que ya hollamos en una ocasión anterior. Y desde el Collado del Pluviómetro, cualquiera de los Picos Dera Baque.

Desayunamos, nos preparamos y salimos para arriba. La subida hacia el lago de Caillauas, es por un antiguo camino carretero que sube poco a poco, pero sin descanso hasta alcanzar la orilla del lago. Almorzamos un poco y continuamos.

Ahora vamos a cruzar la presa para contornear el lago por su orilla izquierda. Este es uno de los puntos más expuestos de la ruta, ya que el camino, a veces algo desecho, es además bastante estrecho y un resbalón, nos haría precipitarnos hacia las aguas del lago.

Algo más arriba, entramos en una barranquera, donde el camino continúa de igual manera, pero da menos sensación de fatal caída. En una zona más amplia, descendemos al fondo del barranco para atravesar el torrente. Después del episodio de ayer, nos parece bastante sencillo pasar al otro lado del torrente.

El camino continúa por praderíos hasta ganar la cubeta del lago des Isclots, el cual contornearemos por su orilla derecha, y rápidamente ganaremos el siguiente lago, el Lac de Milieu.

Desde aquí una zona bastante perdedora nos hace demorarnos en encontrar el itinerario bueno, llegamos al pie de una gran ladera de origen morrénico, la cual cuesta lo suyo remontar.

A la altura de un torrente, hacemos un alto para comer y rellenar las bolsas de agua.

Un nuevo repecho, este, bastante más corto y suave, nos deja en el circo glaciar de Gourgs Blancs, el cual remontaremos, por nieve, hasta el collado del mismo nombre.

Descendemos al fondo del valle, un centenar de metros y, ascendemos hasta el collado del Pluviómetro.

Aquí tenemos dos opciones, remontar el Tusse de Montarqué y bajar al Refuge du Portillon desde su cima, o faldear el Tusse, siguiendo los mojones, para llegar al otro lado del pico y por el mismo camino, descender al refugio.

Para no tener que ascender los metros que nos separa del tusse de Montarque, nos decidimos por la opción del faldeo, resulta ser largo y bastante perdedor, no nos quedó claro, si a la larga no hubiese sido mejor, ganar los metros que nos separaban de la vecina cumbre y bajar por su otra ladera.

De nuevo bastante tarde llegamos al refugio, como por las fechas de puente en Francia, está a tope, nos añaden al segundo turno de cena y así más tranquilamente nos aseamos y preparamos para cenar.

Ha sido un día duro para Félix, las ampollas que se le hicieron ayer, han ido a mayores, la bajada desde el Collado del Pluviómetro, ha sido todo un suplicio.

De cena, sopa como es tradición en los refugios franceses, y un estofado de carne con arroz, y de postre, queso y una pieza de fruta.

Galería de fotos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Deja un comentario


wpDiscuz