» » » Algas, a la sombra del Garmo Negro

Algas, a la sombra del Garmo Negro

publicado en: Montaña | 1

En un otoño que parece invierno

Últimamente siempre que subo al Garmo Negro, digo de subir a los Algas después de hollar el Garmo, pero luego da pereza y terminamos bajando sin siquiera dar un paso en esa dirección. Así que esta vez, decidimos hacerlo al revés, subir a los Algas y después si la hora lo permite y nos quedan ganas subir al Garmo Negro.

Fecha de la actividad: domingo, 18 de octubre de 2020

Lugar de salida: Refugio Casa de Piedra (1636 m)

Objetivo: Picos de Algas (3036 m)

Desnivel positivo acumulado: 1403 metros

Distancia y tiempo empleado: 11,75 km en 9h

Archivo GPS (con el recorrido, click para descargar): TrackGPS

Visita otras rutas

La Ruta

Las últimas nevadas han dejado el Pirineo de dulce, sobre todo si la orientación de la ruta es buena.

Aparcamos junto a la Casa de Piedra, terminamos de prepararnos y salimos para arriba.

Desde la Casa de Piedra vamos a buscar el comienzo del camino que conduce a las Mallatas d’Arguallas. Vamos por las pistas de esquí de fondo, pronto llegamos bajo la Fuente de la Laguna que es donde comenzaremos la ruta.

La subida por bosque a la Mallata Baja, donde termina el Valle de Ordicuso, es rápida, ya se ve algún resto de las nevadas de los días pasados.

Desde la Mallata Baja, vamos hacia nuestra derecha, siempre de forma ascendente, hacia las estribaciones de Arnales. Giraremos a la izquierda y tras unos fuertes repechos junto al torrente alcanzaremos la Mallata Alta.

Una vez aquí se nos abren varias opciones, subir a nuestra derecha, al Norte, por el camino que lleva al Collado de Pondiellos para luego, algo más arriba recorrer la larga travesía que nos dejará bajo el Falso Collado, o subir por la canal que tenemos al frente, la cual se ve medio nevada, lo cual seguro que dificultará nuestro progreso o bien decidimos ir a la izquierda, al Este, por la evidente y tumbada canal que se suele esquiar.

En el «grafiti» se ven bien las tres opciones de ascenso.

Decidimos subir por el sendero pedregoso que más arriba se bifurcará para ir al Collado de Pondiellos. Pronto comienza la nieve, sobre los 2400 metros de altitud y, pronto de manera continua.

Se sube rápido, la pendiente se acentúa pero se deja subir. Pronto llegamos al punto donde coincide con el itinerario que viene del Refugio de Bachimaña.

Un vez giramos hacia la travesía horizontal, el itinerario es evidente, hay que dirigirse al «collado» entre Argualas y Garmo Negro.

Llegando al falso collado. Foto de Fernando

La pendiente es suave hasta que nos plantamos bajo el collado, aquí la pendiente se acentúa. Cuando no hay nieve, aquí encontramos una pestosa pedriza donde incluso hay que apoyar las manos para progresar en un par de zonas rocosas, hoy con la nieve tan solo hay que superar la pendiente.

Una vez en el «collado» vemos que no es un collado como tal, sino el acceso a un circo rodeado por los tresmiles de la zona, Argualas a nuestra izquierda, Garmo Negro a nuestra derecha y frente a nosotros el los Picos de Algas.

Tras comer algo, seguimos de frente hacia el collado de Argualas, un poco más adelante giraremos a la izquierda, en dirección a Argualas, para tras superar un repecho, gira de nuevo para enfilar el Algas.

Ahora remontaremos una pala que nos depositará en una brecha entre el Algas y el Algas Norte.

Próximos a la cima. Foto de Félix

Luego por la cresta, en mixto, con varios tramos donde ayudarse de las manos, iremos remontando los metros finales hasta alcanzar la cima del Pico Algas (3036 m).

Pico Algas (3036 m). Foto de Fernando

Tras un pequeño descanso, volvemos a la brecha, y continuamos por la cresta hacia el Algas Norte, este tramo es más sencillo, pero también hay que echar las manos en un par de puntos.

Hacia el Algas Norte. Foto de Fernando

Tras reagruparnos en la cima, tomamos un par de fotos.

En el Algas Norte, ¡menudas vistas!

Decidimos que no iremos a Garmo Negro, así que descenderemos hacia el Collado de Argualas (2932 m), y comenzaremos el itinerario de vuelta al Balneario de Panticosa.

Bajamos al circo y tras desandar el camino llegamos al cambio de pendiente, donde nos quitamos algo de ropa y reemprendemos la marcha.

Bajamos por la marcadísima huella tras el paso de todos los montañeros del día. En lugar de volver por la travesía, iremos a buscar la canal que habíamos sopesado seguir por la mañana.

Es en esta bajada hacia la canal es quizá donde se hace más evidente la cantidad de nieve que ha caído estos días.

Tomamos la canal, poco a poco la nieve va desapareciendo, y hay que ir con cuidado para no darnos un buen resbalón.

Alcanzamos la Mallata Alta, y ya por el camino de esta mañana, poco a poco iremos bajando hacia la Casa de Piedra, donde nos sentaremos en su terraza a tomar algo.

Visita otras rutas

Galería de fotos

  1. Eduardo Pardo
    | Responder

    Hola Ángel.

    Esa nieve es una bendición, porque facilita mucho el avance por la pedrera. Yo siempre subo por la canal, las otras dos opciones no me gustan.

    Un saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.