» » » » Vuelta al Perdiguero: Refugio de Estós – Puerto de Gistaín – Viadós

Vuelta al Perdiguero: Refugio de Estós – Puerto de Gistaín – Viadós

Fecha de la actividad: martes, 14 de julio de 2015

Lugar de salida: Refugio de Estós

Objetivo: Viadós

Desnivel positivo acumulado: 720 metros

Distancia y tiempo empleado: 11,75 km en 6h50′ (incluidos mil descansos)

Archivo GPS (con el recorrido, click para descargar): TrackGPS

Visita las otras jornadas de la ruta

Vuelta al Perdiguero: Viadós – Collado de Añes Cruces – Refuge de La Soula

Vuelta al Perdiguero: Refuge de La Soula – Coll des Gourgs Blancs – Refuge du Portillon

Vuelta al Perdiguero: Refuge du Portillon – Perdiguero – Refugio de Estós

La Ruta

Ayer decidimos acortar la ruta prevista y, pasando por el Puerto de Gistaín bajar a Viadós, dando por terminada la actividad larga de este año.

La ruta de hoy tiene poca pérdida, solo tenemos que limitarnos a seguir la GR11, en la etapa que une el Refugio de Estós con el Refugio de Viadós, esta jornada  también es coincidente con una de las de la ruta de los 3 refugios.

Hoy, como hemos pasado mala noche, por el tremendo calor de la habitación, bajamos con tranquilidad a desayunar y recogemos a nuestro ritmo. Félix se hace la cura a sus “heridas de guerra” y salimos los cuatro hacia el Puerto de Gistaín.

Al principio la senda es difusa, llena de vegetación. Resulta curioso, pues se supone que es un camino muy transitado por montañeros y senderistas. Al poco llegamos al desvío para el Posets, ¡otro año será!

Poco a poco según ganamos altura, el camino se vuelve más evidente. Llegamos a un vadeo junto al Barranco de Clarabide, cambiamos pues de orilla y seguimos ya por el sendero ya casi sin vegetación. Nos tomamos un descanso y aprovechamos para almorzar algo.

Algo más arriba, el terreno se torna completamente pedregoso y seguirá así hasta el Puerto de Gistaín, donde aprovecharemos para descansar de nuevo y tomar un tentempié.

Desde el puerto emprendemos una rápida bajada hacia Añes Cruces, punto desde el cual ya regresaremos por terreno conocido hacia Viadós. En la bajada a Añes Cruces tendremos que atravesar un último nevero, reseñable por el contraste que le da al paisaje.

Tras la parada de rigor junto al puente de Añes Cruces, donde nos descalzamos y metemos los pies en el agua. Seguimos el último tramo que nos dejará en las granjas de Viadós, dando por terminada nuestra ruta de este año.

Galería de fotos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Deja un comentario


wpDiscuz